Versión en Inglés
view gallery
inicio la casa el entorno natural actividades reservas



El macizo de Sierra Nevada está enclavado en la parte central de la Cordillera Penibética, alberga  una de las floras mas valiosas de todo el continente europeo y, además, esconde un rico patrimonio cultural e histórico acumulado durante siglos. Tartesos, visigodos, romanos,... han dejado su huella en la región alpujarreña, al sur del macizo, si bien el más importante legado cultural procede de la civilización musulmana de la que aún se conservan, por ejemplo, sofisticadas técnicas de regadío. Esta enorme fortaleza natural sirvió de refugio a los moriscos hasta que, después de numerosas rebeliones y alzamientos, fueron expulsados a mediados del siglo XVI.
Sierra Nevada ocupa una considerable superficie de las provincias de Granada y Almería. El Parque Natural con una superficie de 174.849 hectáreas, de las que 85.883 son también Parque Nacional, incluye 60 municipios de las comarcas naturales de el Marquesado del Zenete, el Valle de Lecrín, la Sierra Nevada poniente, la cuenca del Río Nacimiento y, por último, la Alpujarra, la de mayor extensión y que fuera el último reducto morisco en e l Reino de Granada.

El Pico del Mulhacén con sus 3.481 m es la cumbre más alta de la Península Ibérica. Pero existen además más de 20 picos que sobrepasan los 3.000 m y que son sólo superados en el resto de Europa por los Alpes. El más cercano es el Picón de Jeres. Como restos de antiguas glaciaciones existen numerosas lagunas salpicadas entre las cumbres (Bacares, Altera, Laguna de Aguas Verdes, ...), así como un especial modelado de aristas, circos glaciares y valles en artesas.

Las principales comunidades vegetales de la zona son los encinares, bosques caducifolios de castaños y melojos, pinares de alta montaña y el piornal en cotas más altas, donde las especies adoptan una forma almohadillada para preservarse de las bajas temperaturas invernales y los helados vientos. Choperas y saucedas flanquean los innumerables cursos de agua que discurren por Sierra Nevada. La mayoría de las más de 60 especies que de manera exclusiva crecen en Sierra Nevada se dan en los «cascajares», acumulaciones de piedras sueltas, y en los «borreguiles», pastizales de alta montaña propios de suelos húmedos.

           

También existen animales invertebrados que son exclusivos de Sierra Nevada entre los que se encuentran más de 20 especies de mariposas. La sierra proporciona cobijo a numerosas especies de pequeñas aves, un buen número de rapaces y a diversas especies de mamíferos entre las que destaca la cabra montés, que pastan en los borreguiles de alta montaña. Tras obtener el permiso correspondiente, aficionados cazadores acuden a la Reserva Nacional de Caza de Sierra Nevada para obtener este preciado trofeo.

La agricultura es el principal recurso de la sierra; cereales, vid y olivo son los cultivos más extendidos. En los valles más protegidos y mejor regados abundan los cerezos, manzanos, nogales y avellanos. También existen magníficos castañares, adaptados y naturalizados desde el siglo XVI, que ocupan las cabeceras más húmedas de arroyos y barrancos. Las extracciones mineras tienen gran tradición: se ha extraído hierro en Alquife y cobre en Jeres del Marquesado. Las minas antiguas de Alquife están abiertas al público. Otros minerales como plata y plomo se han extraído con anterioridad.

La apicultura está en auge en Sierra Nevada y más concretamente en la Alpujarra. En el pueblo de Trevelez, a 1.476 m de altura, se pueden degustar sus famosos y excelentes jamones.

En el puerto de la Ragua se puede practicar esquí de fondo. En la cuenca del río Monachil se halla un complejo turístico en torno a la estación de esquí.

Otras actividades que pueden practicarse en Sierra Nevada son la pesca en los cotos trucheros del Parque, senderismo, montañismo, etc.

 

 


 

 

galería de fotos ArteMediaPRO Design galería de fotos